Marcela Guerrero

A mis 33 años, he encontrado la manera de conectar con mis más profundos sentimientos mientras escribo. Me divierto y disfruto en cada párrafo, río, lloro, vibro… Me creo fantasías de cómo una oración se verá en la mente de quienes me leen. Escribir es, para mí, una pasión y, ¿quién soy yo? Soy un conjunto de oraciones que intentan decir algo.