María Garza

Soy madre y padre a la vez, noble y sensible a pesar de las apariencias, no soy una persona extraordinaria, soy alguien común, he amado con toda el alma y el corazón, eso para mí es suficiente, aunque lo más probable, es que mi nombre sea olvidado.

El amor comienza en el hogar, no importa que hayas tenido amor o desamor, ambos nacen del mismo lugar; siempre tuve la idea de no querer replicar lo mismo para mi hijo, pensaba que sería mejor madre para educar y enseñar.

Gracias a mi capacidad de salir adelante y mis ganas de seguir creciendo, a pesar de no tener estudios, y que he demostrado laboralmente siempre saber lo que quiero, he tenido muchas oportunidades en mi vida. Por ejemplo, cuando trabajaba por turnos en un hospital y llegué a obtener el segundo lugar a nivel académico con universidades en una investigación, otra muestra de ello es cuando trabajé en una inmobiliaria y llegué a conquistar una Dirección, pero la oportunidad que más he valorado, es la de dominar el idioma francés.

Sin embargo, moralmente no puedo decir lo mismo, me perdí en un momento de mi vida y trato de recuperar lo que perdí.